sábado, 21 de julio de 2007

Rebaño de Cangallo















Cangallo, caserío del partido de Ayacucho, provincia de Buenos Aires, es una ventana al Paraíso. Sino el Paraíso mismo.
Allí está el rebaño mirando a su pastor, que les indica el camino. Si, muchachos, acá en donde estamos. No hay que ir más lejos. El rebaño acata, silenciosamente. Pueden ver algunas miradas atentas. Peor confían en su guía. Dan la espalda al comfort y a la diversión. Miran hacia la llanura.+

2 comentarios:

Marcos dijo...

Los mismos que dicen que la Atlántida fue la Puerta del Sol de Bolivia, dicen que la pelea de Héctor y Patroclo fue en lo de Gogorza. Por eso cuando Homero la relata cuenta de un atardecer en llamas. De una tarde de muerte. De el comienzo brutal y épico de la planta tras destruir la semilla. Homero, según esta gente, estaba de pie, con un jarro, parado en la parra de las Overas ("Teorías bastante certeras sobre lo irrefutable" Mocho Ledesma - Ed. Lacanica)

Hernán Maurette dijo...

Debo suponer que ese jarro tenía cerveza Duff.