viernes, 13 de julio de 2018

Tolerancia unidireccional


AICA, Miercoles 27 Jun 2018
Jerusalén (Tierra Santa): El proyecto de ley israelí que quiere confiscar los bienes de la Iglesia en Israel no está en vía muerta. Sigue su curso hacia la aprobación y se trata de “un ataque sistemático sin precedentes contra los cristianos de Tierra Santa”, capaz de violar “los derechos más elementales” y socavar “el delicado tejido de relaciones” establecido hace décadas entre las comunidades cristianas locales y el estado judío.
 
Foto: ElPais.es
El proyecto de ley israelí que quiere confiscar los bienes de la Iglesia en Israel no está en vía muerta. Sigue su curso hacia la aprobación y se trata de “un ataque sistemático sin precedentes contra los cristianos de Tierra Santa”, capaz de violar “los derechos más elementales” y socavar “el delicado tejido de relaciones” establecido hace décadas entre las comunidades cristianas locales y el estado judío. 
Es lo que afirman los responsables de la gestión compartida del Santo Sepulcro, en una carta a Benjamín Netanyahu, en la que le piden “actuar de forma rápida y decisiva para bloquear el proyecto de ley cuya aprobación unilateral obligará a las iglesias a responder de la misma manera”. La carta lleva las firmas de Teófilo III, patriarca griego-ortodoxo de Jerusalén; Nurhan Manougian, patriarca apostólico armenio de Jerusalén; y el padre Francesco Patton OFM, Custodio de Tierra Santa. 
Según la agencia Fides, la carta de los tres líderes cristianos vuelve a sacar a la palestra la polémica con el gobierno israelí que, a finales de febrero, provocó que las Iglesias locales cerraran durante tres días las puertas del Santo Sepulcro como forma de protesta. En ese momento, el proyecto de ley que produjo la reacción de los líderes cristianos pretendía garantizar al gobierno israelí la posibilidad de confiscar los bienes inmuebles eclesiásticos que fueron cedidos en alquiler por largos períodos, -hasta 99 años-, al Fondo Judío Nacional, y que en los últimos tiempos los mismos sujetos eclesiales, para hacer frente a sus deudas, habrían vendido a grandes grupos inmobiliarios privados. 
Desde hace tiempo el Parlamento israelí trabaja en este proyecto de ley que autoriza la expropiación de estas tierras por parte del Estado de Israel, con el objetivo de evitar que dicha propiedad se vea envuelta en posibles disputas legales, y así proteger a los propietarios de casas y edificios construidos en esas tierras. 
En febrero, los líderes de las iglesias locales suspendieron las protestas después de que el gobierno israelí prometió iniciar negociaciones con las partes preocupadas por el controvertido tema. Ahora, los tres firmantes de la carta a Netanyahu dicen saber que el proyecto no ha sido archivado y está a punto de ser presentado al Comité Ministerial para su aprobación futura. 
La parlamentaria israelí Rachel Azaria, responsable del proyecto en cuestión, respondió a las preocupaciones de los líderes cristianos que el proyecto de ley solo quiere proteger a los residentes que viven en casas construidas en terrenos de las iglesias, evitando que estas propiedades puedan ser objeto de especulación. La parlamentaria también hizo hincapié en que el nuevo borrador del proyecto de ley tiene como objetivo ofrecer amplias garantías de protección a los propietarios de viviendas en tierras sujetas a potenciales disputas legales, sin referirse específicamente a las propiedades eclesiásticas.+

sábado, 7 de julio de 2018

La paternidad y la vida

Dos buenos videos recibidos por WhatsApp. El primero sobre el derecho de los hombres para hablar sobre el aborto; el segundo es sobre la paternidad.+

domingo, 1 de julio de 2018

La vida



Foto: Matucho Grondona



(Sala clementina, 25 de junio de 2018)

Me complace saludarlos a todos, desde el presidente, monseñor Vincenzo Paglia, a quien agradezco haberme presentado esta Asamblea General, en la que el tema de la vida humana se situará dentro del amplio contexto del mundo globalizado en el que hoy vivimos. Y también quiero saludar al cardenal Sgreccia, que tiene noventa años pero es entusiasta, joven, en la lucha por la vida. Gracias, eminencia, por lo que ha hecho en este ámbito y por lo que está haciendo. Gracias.

La sabiduría que debe inspirar nuestra actitud en la "ecología humana" está llamada a considerar la calidad ética y espiritual de la vida en todas sus fases. Hay una vida humana concebida, una vida en gestación, una vida salida a la luz, una vida niña, una vida adolescente, una vida adulta, una vida envejecida y consumada - y existe la vida eterna. Hay una vida que es familia y comunidad, una vida que es invocación y esperanza. Como también existe la vida humana frágil y enferma, la vida herida, ofendida, envilecida, marginada, descartada. Siempre es vida humana. Es la vida de las personas humanas, que habitan en la tierra creada por Dios y comparten la casa común de todas las criaturas vivientes. Ciertamente en los laboratorios de biología se estudia la vida con las herramientas que permiten explorar sus aspectos físicos, químicos y mecánicos. Un estudio importante e imprescindible, pero que debe integrarse con una perspectiva más amplia y más profunda, que pide atención a la vida propiamente humana, que irrumpe en la escena mundial con el prodigio de la palabra y del pensamiento, de los afectos y del espíritu. ¿Qué reconocimiento recibe hoy la sabiduría humana de la vida en las ciencias de la naturaleza? ¿Y qué cultura política inspira la promoción y protección de la vida humana real? La obra "hermosa" de la vida es la generación de una nueva persona, la educación de sus cualidades espirituales y creativas, la iniciación en el amor de la familia y la comunidad, el cuidado de su vulnerabilidad y sus heridas; así como la iniciación en la vida de los hijos de Dios, en Jesucristo.

Cuando entregamos a los niños a las privaciones, los pobres al hambre, los perseguidos a la guerra, los ancianos al abandono, ¿no hacemos nosotros mismos, en cambio, el trabajo "sucio" de la muerte? ¿De dónde viene el trabajo sucio de la muerte? Viene del pecado. El mal intenta persuadirnos de que la muerte es el fin de todo, de que hemos venido al mundo por casualidad y que estamos destinados a terminar en la nada. Excluyendo al otro de nuestro horizonte, la vida se repliega sobre sí misma y se convierte en un bien de consumo. Narciso, el personaje de la mitología antigua, que se ama a sí mismo e ignora el bien de los demás, es ingenuo y ni siquiera se da cuenta. Mientras tanto, sin embargo, propaga un virus espiritual muy contagioso, que nos condena a ser hombres-espejo y mujeres-espejo, que sólo ven a sí mismos y nada más. Es como volverse ciego a la vida y su dinámica, en cuanto don recibido de otros y que pide ser colocado de manera responsable en circulación para otros.

La visión global de la bioética, que están preparando a relanzar en el ámbito de la ética social y del humanismo planetario, fuertes de la inspiración cristiana, se esforzará con más seriedad y rigor en desactivar la complicidad con el trabajo sucio de la muerte, sostenido por el pecado. Así, nos restituirá a las razones y prácticas de la alianza con la gracia destinada por Dios para la vida de cada uno de nosotros. Esta bioética no se moverá partiendo de la enfermedad y de la muerte para decidir el sentido de la vida y definir el valor de la persona. Se moverá, más bien, a partir de la profunda convicción de la dignidad irrevocable de la persona humana, así como Dios ama, la dignidad de cada persona, en cada etapa y condición de su existencia, en la búsqueda de formas de amor y de cuidado con que se deben tratar a su vulnerabilidad y su fragilidad

Así, en primer lugar, este bioética global será una forma específica de desarrollar la perspectiva de la ecología integral que es propia de la Encíclica Laudato si’, en la que insistí en estos puntos-fuertes ", la íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta, la convicción de que en el mundo todo está conectado, la crítica al nuevo paradigma y a las formas de poder que derivan de la tecnología, la invitación a buscar otros modos de entender la economía y el progreso, el valor propio de cada criatura, el sentido humano de la ecología, la necesidad de debates sinceros y honestos, la grave responsabilidad de la política internacional y local, la cultura del descarte y la propuesta de un nuevo estilo de vida.”.

En segundo lugar, en una visión integral de la persona, se trata de articular con creciente claridad todos los vínculos y las diferencias concretas en las que habita la condición humana universal y que nos involucran a partir de nuestro cuerpo. En efecto, “nuestro propio cuerpo nos sitúa en una relación directa con el ambiente y con los demás seres vivientes. La aceptación del propio cuerpo como don de Dios es necesaria para acoger y aceptar el mundo entero como regalo del Padre y casa común, mientras una lógica de dominio sobre el propio cuerpo se transforma en una lógica a veces sutil de dominio sobre la creación. Aprender a recibir el propio cuerpo, a cuidarlo y a respetar sus significados, es esencial para una verdadera ecología humana. También la valoración del propio cuerpo en su femineidad o masculinidad es necesaria para reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente”.

Por lo tanto, es necesario proceder con un cuidadoso discernimiento de las complejas diferencias fundamentales de la vida humana: del hombre y de la mujer, de la paternidad y de la maternidad, de la filiación y de la fraternidad, de la sociabilidad y también de todas las diferentes edades de la vida. Al igual que de todas las condiciones difíciles y todos los pasajes delicados o peligrosos que requieren una sabiduría ética especial y una valiente resistencia moral: sexualidad y generación, enfermedad y vejez, insuficiencia y discapacidad, privación y exclusión, violencia y guerra:" La defensa del inocente que no ha nacido, por ejemplo, debe ser clara, firme y apasionada, porque allí está en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada, y lo exige el amor a cada persona más allá de su desarrollo. Pero igualmente sagrada es la vida de los pobres que ya han nacido, que se debaten en la miseria, el abandono, la postergación, la trata de personas, la eutanasia encubierta en los enfermos y ancianos privados de atención, las nuevas formas de esclavitud, y en toda forma de descarte "(Exhortación Apostólica Gaudete et exsultate, 101).

En los textos y enseñanzas de la formación cristiana y eclesiástica, estos temas de la ética de la vida humana tendrán que encontrar un lugar apropiado en el contexto de una antropología global, y no quedar confinados entre las cuestiones límite de la moralidad y del derecho. Espero que una conversión a la centralidad actual de la ecología humana integral, es decir, de una comprensión armoniosa y completa de la condición humana, encuentre en su compromiso intelectual, civil y religioso, apoyo válido y entonación proposicional.

La bioética global nos insta, pues, a la sabiduría de un discernimiento profundo y objetivo del valor de la vida personal y comunitaria, que debe preservarse y promoverse incluso en las condiciones más difíciles. También debemos afirmar con fuerza que, sin el apoyo adecuado de una proximidad humana responsable, ninguna regulación puramente jurídica y ningún auxilio técnico podrán, de por sí, garantizar condiciones y contextos relacionales que correspondan a la dignidad de la persona. La perspectiva de una globalización que, abandonada solamente a su dinámica espontánea, tiende a aumentar y profundizar las desigualdades, solicita una respuesta ética a favor de la justicia. La atención a los factores sociales, económicos, culturales y ambientales que determinan la salud es parte de este compromiso y se convierte en una forma concreta de hacer realidad el derecho de cada pueblo a “la participación, sobre la base de la igualdad y de la solidaridad, de los bienes que están destinados a todos los hombres.”(Juan Pablo II, Sollicitudo rei socialis, 21).

Por último, la cultura de la vida debe dirigir con más seriedad la mirada a la "cuestión seria" de su destino final. Se trata de resaltar con mayor claridad qué es lo que dirige la existencia del hombre hacia un horizonte que lo supera: cada persona está llamada gratuitamente "como hijo, a la unión con Dios y a la participación de su felicidad”. Enseña además la Iglesia que la esperanza escatológica no merma la importancia de las tareas temporales, sino que más bien proporciona nuevos motivos de apoyo para su ejercicio. Necesitamos interrogarnos más profundamente sobre el destino final de la vida, capaz de restaurar dignidad y significado al misterio de sus afectos más profundos y sagrados. La vida del hombre, hermosa de maravillar y frágil de morir, va más allá de sí misma: somos infinitamente más de lo que podemos hacer por nosotros mismos. Pero la vida del hombre también es increíblemente tenaz, ciertamente por una gracia misteriosa que viene de lo alto, en la audacia de su invocación de una justicia y una victoria definitiva del amor. Y es incluso capaz -esperanza contra toda esperanza- de sacrificarse por ello hasta el final. Reconocer y apreciar esta fidelidad y dedicación a la vida suscita en nosotros gratitud y responsabilidad, y nos alienta a ofrecer generosamente nuestro saber y nuestra experiencia a toda la comunidad humana. La sabiduría cristiana debe reabrir con pasión y audacia el pensamiento del destino del género humano a la vida de Dios, que ha prometido abrir al amor de la vida, más allá de la muerte, el horizonte infinito de cuerpos amorosos de luz, ya sin lágrimas. Y sorprenderlos eternamente con el encanto siempre nuevo de todas las cosas "visibles e invisibles" que están escondidas en el seno del Creador. Gracias.

Francisco

sábado, 30 de junio de 2018

Messi también agradece

Al terminar el partido que dejó a la Argentina afuera del mundial de Rusia, quisiera hacer un homenaje a Lionel Messi como persona. 
Hay un elemento visible y relevante en él, que es su humildad. En el caso de este despacho de la agencia ACI, se evidencia en su agradecimiento a Dios.+


Lionel Messi agradeció a Dios la clasificación de la selección Argentina a octavos de final del Mundial Rusia 2018, tras derrotar 2 a 1 a Nigeria en el último partido del Grupo D.

En la fotografía que dio la vuelta al mundo, se ve al astro argentino arrodillado, con la mirada en el cielo y con un gesto de agradecimiento a Dios tras anotar el gol que le daría finalmente la victoria a su equipo.

“¡¡¡Agradezco a Dios por esta alegría y les agradezco a ustedes por esa locura hermosa que tienen en cada partido!!! Nada más lindo que ser argentino en las buenas y en las malas”, dijo Messi a través de su cuenta de Instagram.

En una reciente entrevista en el programa “Pasión por el fútbol”, Messi aseguró que Dios le dio el don para jugar al fútbol.

“Dios me dio el don para jugar así, sin él no hubiese llegado a nada. Después yo hice lo imposible para triunfar. Esto es lo que hice siempre de chiquito, intenté mantenerlo de profesional. Intente mejorar y seguir creciendo, pero mi manera de jugar ha sido así siempre”, aseveró.

Luego del partido contra Nigeria, dijo lo siguiente a la cadena deportiva TyC Sports: “Sabía que Dios está con nosotros y no nos iba a dejar afuera”.

“Le agradezco a toda la gente que está acá, por todo su sacrificio, y a todos los que están en Argentina que estuvieron siempre con nosotros”, añadió.

En diciembre de 2018, Messi saludó al Papa Francisco por el día de su cumpleaños, confirmando su respeto hacia la Iglesia católica.

“Quería desearte lo mejor en el día de tu cumpleaños. Gracias por ser un ejemplo para todos los argentinos y para el mundo entero”, dijo a través de su cuenta de Facebook.

Un año antes, la estrella del fútbol mundial fue recibida en la Sala Clementina del Palacio Apostólico por el Santo Padre.

“Sin duda fue un momento muy especial, seguramente de los más especiales de los que me pasaron en la vida”, expresó Messi en aquella ocasión.+

viernes, 29 de junio de 2018

#Ruidazo ProVida en el Congreso

Ruidazo, chupetazo y escarpinazo por la vida frente al Congreso
Miercoles 27 Jun 2018 | 13:14




Buenos Aires (AICA): Numerosas personas se manifestaron hoy de diversas formas a favor de las dos vidas frente al Congreso, donde también reclamaron “un debate serio y plural, sin apuros ni aprietes” del proyecto de ley de legalización del aborto que comenzó a tratarse en el Senado. Hubo “ruidazo”, “chupetazo” y “escarpinazo”.
  Imprimir       Enviar por mail  | Comparte:     
Numerosas personas se manifestaron hoy de diversas formas a favor de las dos vidas frente al Congreso, donde también reclamaron “un debate serio y plural, sin apuros ni aprietes” del proyecto de ley de legalización del aborto que comenzó a tratarse en el Senado.

Las rejas del edificio del Congreso sobre la avenida Entre Ríos quedaron cubiertas de numerosos escarpines y banderitas argentinas, con leyendas como "Salvemos las dos vidas", "Adopción es la opción", "Toda vida vale" y "El homicidio de una generación no es solución".

Sin interrumpir el tránsito por la avenida Entre Ríos, grupos de jóvenes aprovechaban el lapso de los semáforos en colorado en la esquina de Hipólito Yrigoyen para desplegar ante los automóviles una muy larga bandera argentina que decía "Justicia por las dos vidas" y exhibir pancartas con leyendas alusivas al sí a la vida.

Entre los carteles portados por jóvenes y no tan jóvenes se podía leer "Los latidos de un corazón deben ser protegidos por la Nación", "Si el aborto es un derecho, el vivir es un delito", “No le llamemos mundo libre a un mundo corrompido", “FMI=Macri=Aborto", "Ninguna ley me da derecho a hacer lo que está mal", "La justicia social empieza desde el vientre" y "La ley está para proteger al inocente, no para matarlo".

Varias mujeres habían llegado de Malvinas Argentinas. Sostenían cartulinas con frases bíblicas, como "Mi embrión vieron tus ojos y en tu libro escribiste mi historia. Yo aún no había nacido. Salmo 139.6". Lo tenía Dora, pastora de una iglesia evangélica del Reino, de ese municipio del conurbano bonaerense.

Otra mujer tenía un cartel, hecho a mano, que decía "Las mujeres pobres querían abortar: " Barrio 31 de Retiro: Sí, 28,6%; No, 71,4%".

En tanto, jóvenes hablaban fuerte desde un micrófono colocado cerca de la entrada del Senado, por Hipólito Yrigoyen, donde estaba el grueso de la gente. "Se siente, se siente, la voz del inocente", arengaron. Se cantó el Himno Nacional. Y se elogió a senadores que se han pronunciado por salvar la vida de la madre y de la criatura por nacer. Un gran cartelón desplegado en la vereda del Senado decía "Presupuesto x las 2 vidas".

"Todos los que están a favor del aborto nacieron", expresaba otra cartulina dibujada a mano y colocada sobre la reja del Congreso.

"Acá no hay plata atrás, acá hay convicción", dijo Florencia Critto, abogada. Indicó que mientras en varios países están restringiendo el aborto al advertir las consecuencias -dijo que Iowa, Estados Unidos, lo acaba de limitar a las seis primeras semanas- acá estamos importándolo a destiempo.

La mujer indicó que en muchos lugares el aborto se impuso antes de que existieran las ecografías, que dan idea de un ser humano que se mueve y se chupa el dedo. Y consideró al proyecto de aborto irrestricto que se quiere implantar en la Argentina como peor que todas las legislaciones abortistas ya existentes en el mundo.

Por ejemplo, agregó, en las penas de prisión previstas para los médicos que no quieran hacer abortos y las listas negras discriminatorias de los objetores. Ya en Chile se da la bolilla negra para cortar en su carrera profesional a los médicos que se declaran objetores de conciencia. Critto insistió en la prevención y la contención para evitar embarazos no esperados. Y cuestionó que sea una cuestión de salud pública, cuando hay 31 muertes maternas por aborto procurado y 3.000 muertes por cáncer de colon, tema que no se enfrenta.

Violeta, una adolescente de 17 años, de quinto año del secundario, sostenía una pancarta que decía: "¿Desde cuándo nos convertimos en una sociedad que elige quién tiene derecho a vivir?". La acompañaba una compañera de curso, Camila, también de 17.

"Matar a un hijo nunca puede ser un derecho y menos una solución", decía otro, sostenido por Gabriela, de 19 años, de la organización "Juventud con una misión".

En la esquina de Rivadavia y Entre Ríos, otra joven levantaba un cartel que señalaba: "El aborto es para siempre. La crisis no. Elegí la vida". Cerca varios jóvenes daban cintas celestes a quienes pasaban y las querían. Y a pocos metros, un hombre vendía pañuelos verdes por el aborto, lo que hace desde que empezó la campaña, aunque en ese momento no había muchos compradores. Esperaba una manifestación por la tarde.

María Mesones, madre de cuatro hijas, pero con pinta veinteañera y con colores argentinos pintados en la mejilla, sostenía en la vereda del frente del Congreso, por Entre Ríos, otro cartel "Matar no es un derecho". Señaló que cuando se habla de abortos clandestinos por violación, nadie protege a las chicas violadas y nadie habla de los violadores. Cuando pasan partidarios del aborto y se puede conversar, apuntó, algunos inquieren, como recriminando, "¿Acaso ustedes adoptarían a un chico Down?". María afirmó: "Tengo una amiga que tiene cuatro hijos y adoptó un chico Down. Y no es el único caso que conozco".+

martes, 19 de junio de 2018

Ambos agradecieron

Al término del triunfo de Bélgica sobre Panamá, dos jugadores cayeron de rodillas, bajaron sus miradas al pasto y tornaron sus palmas hacia el Cielo para agradecer al Señor el partido disputado en el Estadio Olímpico Fisht, del Mundial de Rusia 2018.
Romelu Lukuku, la estrella del Manchester United, es católico y fue autor de dos de los tres goles con que los belgas sacaron diferencia, Lukaku. Por su parte, el panameño Fidel Escobar sería evangelista.
No importó quién ganó ni quién perdió, ambos agradecieron.+
Fuentes: ACI, MisionerosCristianosDigitales

jueves, 14 de junio de 2018

No matarás

Esta mañana, simultáneamente con las últimas alocuciones parlamentarias, hice la lectura de hoy. Es impresionante la manera en que el Señor nos habla y nos dice las cosas con toda claridad.

San Mateo 5,20-26.
Jesús dijo a sus discípulos: 
Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos. 
Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: No matarás, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal. 
Pero yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquel que lo insulta, merece ser castigado por el Sanedrín. Y el que lo maldice, merece la Gehena de fuego. 
Por lo tanto, si al presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, 
deja tu ofrenda ante el altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo entonces vuelve a presentar tu ofrenda. 
Trata de llegar en seguida a un acuerdo con tu adversario, mientras vas caminando con él, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al guardia, y te pongan preso. 
Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo.

lunes, 11 de junio de 2018

Civilizar


Foto de los salesianos en Paraguay
Hace 140 años, un 9 de junio pero de 1868 se consagró la Basílica María Auxiliadora, en Turín. Allí descansan los restos mortales de San Juan Bosco, Santo Domingo Savio y Santa María Mazzarello, fundadora de las salesianas o hijas de María Auxiliadora.
María Auxiliadora es una vieja advocación, creada por Juan Crisóstomo en el año 345, pero que se popularizó primero en 1030, cuando la Iglesia ortodoxa le atribuye a ella haber frenado la invasión bárbara en Ucrania. También Pío V pidió a los eurocristianos que recen a ella para frenar el avance turco en Europa en el siglo XVI y durante el siglo XIX los bastiones cristianos imploraron a ella por la defensa militar de sus enclaves en Europa y Africa ante el avance musulmán.
La importancia de este aniversario radica en la inmensa presencia que tuvieron los salesianos en la Argentina, a la que llegaron sólo dos años después, y en la Patagonia, que fue uno de los mayores afanes de Don Bosco, desde aquel sueño profético que se convirtió en una importantísima misión evangelizadora de los que menos tienen.
Son muchos los argentinos que le deben su Fe y su devoción a los salesianos.

domingo, 27 de mayo de 2018

Jóvenes mayorías silenciosas

Foto: Sin Mordaza
El Encuentro Nacional de Juventud, que se desarrolló durante este fin de semana largo en Rosario, convocó a unos 16.000 representantes de sus comunidades pastorales y a decenas de obispos, entre los que se contaron el presidente de la Conferencia Episcopal, Mons. Oscar Ojea; el cardenal primado, Mons. Carlos Poli, y el arzobispo de Panamá, Mons. Ulloa, quien convocó a los chicos a participar en enero próximo de la Jornada Mundial de la Juventud que se realizará en Panamá.
Además, se emitió un video de quince minutos del Papa Francisco, quien llamó a la juventudad a ser protagonista para recrear la historia, desde el encuentro personal con Jesús que nos ofrece la lectura diaria del Evangelio, y refirió al Sínodo de obispos que se reunirán en el Vaticano para analizaar la cuestión juvenil y que se alimentará del presínodo realizado por jóvenes de todo el mundo y de diversas creencias, en marzo en la Santa Sede.
En el cierre estuvieron la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, de antigua participación en movimientos juveniles católicos, y el subsecretario de Culto, Alfredo Abriani.
Foto: Vida Nueva Digital

“¡Haced historia, sed protagonistas del futuro!”
MAYO 27, 2018 19:39
REDACCIÓN

(ZENIT – 27 mayo 2018).- “Haced la historia, sed protagonistas del futuro, inspirándose en las raíces de su país y sus familias”: Este es el mensaje del Papa Francisco a los jóvenes de Argentina reunidos en Rosario del 25 al 27 de mayo de 2018, para el segundo Encuentro Nacional de Jóvenes, cuyo tema fue “Con Vos renovamos la historia”.
El Papa les envió un video mensaje de aproximadamente quince minutos publicado en la noche del sábado 26 al domingo 27 de mayo por el Vaticano, en español.
El Papa articuló su mensaje en torno a tres palabras: “presencia, comunión y misión”. Presencia de Cristo, hasta el final de los tiempos, comunión del pueblo de Dios, en la Iglesia, y envío en misión, sin miedo, sin “conformismo”, ¡pero con raíces!.
Y en particular enraizados en el Evangelio: les pide de llevarlo con ellos y que lo lean durante dos minutos – dos minutos – al día. Para renovar la historia.
Aquí está nuestro texto de traducción, rápido, en español.
AB

Mensaje del Papa Francisco
Queridos chicos y chicas:
Me alegra hacerme presente a través de este video mensaje en este Encuentro Nacional de Juventud que están viviendo en Rosario. Me lo pidieron mis hermanos obispos, y lo hago con gusto.
Sé que se prepararon con mucho esfuerzo y de muchas maneras para poder estar ahí. Gracias por todo ese trabajo, por ponerse en camino con alegría, con fe y esperanza, con ilusiones compartidas. Cuando uno va a un encuentro de jóvenes siempre hay fe, esperanza, ilusiones que se van compartiendo allí y van creciendo. ¡Gracias por el entusiasmo que contagian —donde hay jóvenes hay lío— por el amor hacia Cristo y los hermanos, que en estos días seguramente va a ir en aumento! Pero que no sea espuma, que no sea solo espuma. Que sea jabón que hace espuma, pero que sea jabón.
Cuando pensaba en ustedes y en qué podía compartirles para este encuentro, se me ocurrieron tres palabras: presencia, comunión y misión.
La primera palabra es presencia. Jesús está con nosotros, está presente en nuestra historia. Si no nos convencemos de esto, no somos cristianos. Él camina con nosotros, aunque no lo conozcamos. Pensemos en los discípulos de Emaús. Jesús se ha hecho nuestro hermano, nos invita también a nosotros a encarnarnos, a construir juntos esa palabra tan linda, la civilización del amor, como discípulos y misioneros suyos, acá y ahora: en tu casa, con tus amigos, en las situaciones que te tocan vivir a diario. Para eso es necesario estar con él, ir a su encuentro en la oración, en la Palabra, en los sacramentos. Dedicarle tiempo, hacer silencio para oír su voz. ¿Vos sabés hacer silencio en tu corazón para escuchar la voz de Jesús? No es fácil. Probá.
Él está con vos, aunque tal vez en algunos momentos te sientas como los de Emaús antes de encontrarse con Jesús resucitado: te sientas triste, decepcionado, bajoneado, bajoneada, sin muchas esperanzas de que las cosas cambien. Y bueno, se ven cada cosa en la vida, que a veces, claro, nos bajoneamos. Vas herido por el camino, y parece que ya no podés más, que las contradicciones son más fuertes de todo lo positivo, de toda la polenta que vos le quieras poner, que no ves la luz al final del túnel. Pero cuando te encontrás con Jesús —es una gracia— el buen samaritano que se acerca a ayudarte, ese Jesús, todo se renueva, vos te renovás y podés con Jesús renovar la historia. “Eh padre no exagere, cómo vamos a renovar la historia”. Podés renovar la historia. La renovó una chica de dieciséis años que en Nazaret dijo “sí”. Podés renovar la historia.
El buen samaritano es Cristo que se acerca al pobre, al que lo necesita. El buen samaritano también sos vos cuando, como Cristo, te acercás al que está a tu lado, y en él sabés descubrir el rostro de Cristo. Es un camino de amor y misericordia: Jesús nos encuentra, nos sana, nos envía a sanar a otros. Nos envía a sanar a otros. Solamente nos es lícito mirar a una persona de arriba a abajo, desde arriba, solamente para agacharnos y ayudarla a levantarse. Si no, no tenemos derecho de mirar a nadie desde arriba. Nada con la naricita así, ¿eh? Si yo miro desde arriba es para agachar y ayudar a levantar.
Pero para recorrer este camino de ayudar a levantar a otros, no lo olvidemos, necesitamos de los encuentros personales con Jesús, momentos de oración, de adoración y, sobre todo, de escucha de la Palabra de Dios. Les pregunto nomás: ¿Cuántos de ustedes leen dos minutos el Evangelio en el día? ¡Dos minutos, eh! Tenés un Evangelio chiquito, lo llevás en el bolsillo, en la cartera… Mientras vas en el bus, mientras vas en el subte, en el tren o te parás y te sentás en tu casa, lo abrís y leés dos minutos. Probá. Y vas a ver cómo te cambia la vida. ¿Por qué? Porque te encontrás con Jesús. Te encontrás con la Palabra.
La segunda palabra es comunión. No vamos solos escribiendo la historia; algunos se la creyeron, piensan que solos o con sus planes van a construir la historia. Somos un pueblo y la historia la construyen los pueblos, no los ideólogos. Los pueblos son los protagonistas de la historia. Somos una comunidad, somos una Iglesia. Y si vos querés construir como cristiano tenés que hacerlo en el pueblo de Dios, en la Iglesia, como pueblo. No en un grupito pitucón o estilizado, apartado de la vida del pueblo de Dios. El pueblo de Dios es la Iglesia, con toda la gente de buena voluntad, con sus chicos, sus grandes, sus enfermos, sus sanos, sus pecadores ¡que somos todos! Con Jesús, la Virgen, los Santos que nos acompañan. Caminar en pueblo. Construir una historia de pueblo. Jesús cuenta con vos y también cuenta con él, con ella, con todos nosotros, con cada uno. Sabemos que como Iglesia estamos en un tiempo muy especial, en el año del Sínodo de los obispos que va a tratar el tema de los jóvenes. Ustedes los jóvenes serán el objeto de las reflexiones de este Sínodo. Y además, recibiremos de ustedes los aportes, ya sea de la asamblea pre-sinodal que se realizó en Roma, con 350 chicos y chicas de todo el mundo: cristianos, no cristianos y no creyentes, en la cual también participaron 15.000 a través de las redes sociales, que se iban comunicando con ellos. Ellos han hecho una propuesta, una semana estudiaron: peleando, discutiendo, riéndose. Y ese aporte nos llega al Sínodo. Y ahí estás vos. Con ese aporte vamos adelante.
Los invito a ser partícipes, protagonistas desde el corazón de este acontecimiento eclesial tan importante. No se queden al margen, comprométanse, digan lo que piensan. No sean exquisitos: “Que me miró, que me tocó, que si la piensa distinto, que no estoy de acuerdo con lo que pensás”. ¿Vos cómo vivís? ¡Compartí lo que vivís! El Papa quiere escucharlos. El Papa quiere dialogar y buscar juntos nuevos caminos de encuentro, que renueven nuestra fe y revitalicen nuestra misión evangelizadora.
Ustedes saben mejor que yo que las computadoras, los celulares necesitan actualizaciones para funcionar mejor. También nuestra pastoral necesita actualizarse, renovarse, revisar la conexión con Cristo a la luz del Evangelio —ese que desde ahora vas a llevar en el bolsillo y vas a leer dos minutos por día— mirando al mundo de hoy, discerniendo y dando nuevas energías a la misión compartida. Ese es el trabajo que van a tener ustedes en estos días, sobre todo, y que yo acompaño con mi cercanía y mi oración. Y mi simpatía.
Decíamos, entonces, presencia y comunión. La tercera palabra es misión. Se nos llama a ser Iglesia en salida, en misión. Una Iglesia misionera, no encerrada en nuestras comodidades y esquemas, sino que salga al encuentro del otro. Iglesia samaritana, misericordiosa, en actitud de diálogo, de escucha. Jesús nos convoca, nos envía y nos acompaña para acercarnos a todos los hombres y mujeres de hoy. Así lo escucharemos el próximo domingo en el Evangelio: «Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo… Y yo estoy con ustedes hasta el fin del mundo» (Mt 28, 19-20). ¡Vayan, no tengan miedo! Los jóvenes tienen la fuerza de la inquietud, del inconformismo —sean inconformistas—, hagan lío, no dejen que la historia se escriba fuera, mientras miran por la ventana, “no balconeen la vida”, pónganse las zapatillas, salgan, con la camiseta de Cristo y juéguense por sus ideales. Vayan con él a curar las heridas de tantos hermanos nuestros que están tirados al borde del camino, vayan con él a sembrar esperanza en nuestros pueblos y ciudades, vayan con él a renovar la historia.
Muchas veces han oído decir que ustedes son el futuro, en este caso el futuro de la patria. El futuro está en las manos de ustedes, verdad, porque nosotros nos quedamos y ustedes siguen. Pero cuidado: un futuro sólido, un futuro fecundo, un futuro que tenga raíces. Algunos sueñan con un futuro utópico: “No, la historia ya pasó; no, lo de antes no, ahora empieza”. Ahora no empieza nada. Te la vendieron. Bernárdez, nuestro poeta, termina un verso diciendo: «Lo que el árbol tiene de florido vive de lo que tiene sepultado». Volvé a las raíces y armá tú futuro desde las raíces desde donde te viene la savia: no renegués la historia de tu patria, no renegués la historia de tu familia, no niegues a tus abuelos. Buscá las raíces, buscá la historia. Y desde allí construí el futuro. Y aquellos que te dicen: “Que si los héroes nacionales ya pasaron o que no tiene sentido, que ahora empieza todo de nuevo…” Riételes en la cara. Son payasos de la historia.
Y los invito también a mirar en estos días a María, la Virgen del Rosario, que supo estar cerca de su Hijo acompañándolo en sus misterios de gozo y de dolor, de luz y de gloria. Que ella, María, Madre de la cercanía y la ternura, Señora del corazón abierto y siempre disponible para ir al encuentro de quienes la necesitan, sea su maestra en el modelo de la vida de fe. Ustedes busquen allí, que ella les enseña.
Que Jesús los bendiga, que la Virgen Santa los cuide a ustedes, a sus familias, a sus comunidades. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí, para que sepa transmitir las raíces a las nuevas generaciones que las harán florecer en el futuro. Y esos son ustedes. ¡Gracias!
MAYO 27, 2018 19:39

Foto: Encuentro Nacional de Juventud